El tarta

Macarena Rueco nos deleita con otro de sus cuentos. Una locura que muchos querrán vivir.

Visitá su blog: https://piresmios.wordpress.com/

Era una tarde gris y bochornosa de verano. No había más entretenimiento que la televisión blanco y negro y una pila de revistas viejas. A falta de sueño para dormir la siesta impuesta por los adultos, a Joaquín y Ezequiel se les ocurrió una idea. Como la venían masticando desde hace tiempo, fue solo cuestión de mirarse. Uno corrió a la cocina a buscar el colorante vegetal y el otro fue a llamar a Tito, porque el padre tenía farmacia. Con la glicerina y el colorante en las proporciones justas, untaron el cuchillo de los asados y maquillaron a Tito, que además era tremendo actor. Joaquín sabía que pronto el hermano más chico se levantaría de su siesta falsa para ver si había algo rico en la heladera para merendar. Ezequiel, el del medio, sostenía el cuchillo sobre Tito; éste yacía inerte en el piso, mientras Joaquín aprontaba su mejor grito. De pronto una silueta apareció en la galería que daba al patio. A medida que se aproximaba se volvía más y más pálido. Joaquín soltó el grito. Ezequiel puso cara de loco. Tito no movió ni un músculo. Pero el hermano menor sólo atinó a pronunciar dos últimas palabras al hilo, la frase final antes de ser marcado para siempre por una travesura; todos recuerdan que dijo bien clarito: lo mataste.

stand-by-me.jpg

Anuncios

2 comentarios sobre “El tarta

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: