Fragmento

“Fragmento” por Javier Gómez Ruiz en la semana de la lujuria.

….Éramos tan perfectos, incluso pervertirnos supimos mejor que nadie. Fueron esas veces que, cada tanto, tú te hallabas perdida y a mí me costaba encontrarme. Quisimos mirar más allá, expandir los límites y bien que lo hicimos; entramos a un desierto sin saberlo, nos convertimos en hipotálamos sedientos y sin control, que hicieron de sus heridas sayos –aunque entra arena en la boca-. Todo para alcanzar botín inmenso pero pírrico; fue demasiado lo que se rompió, imposible de pegar, frente a libertad tan insaciable como premio.
Continúo la sesión:

-¡SEIS! –Gemido, sudas, lloras, te arqueas-

Caricias tenues que antaño nos hacían vibrar son ahora costra que el látigo da vida. Todo aquel cortejo. Los besos con sabor a cine de tarde, el crujir del espacio/tiempo sobre la materia de aquellos atardeceres nuestros, ¿te acuerdas? Todos muertos.

-¡SIETE! –Grito, espasmos, goteo-

Gente que nos conoce, familia, vecinos, amigos. No lo entendieron y los perdimos. Los cambiamos por tríos, orgias, parafilias, dominación y sadomasoquismo. Después de esto quizás la nada.

-¡OCHO! –gemidos, boqueo, ahora es chorro-

Cuanto sufriste al morir tan mal tu padre, cuanto yo cuando me despidieron y empecé a fallar en la cama. Aun te humillo con eso –quizás por venganza- y parece bálsamo en ti la herida sobre herida, pues la segunda es castigo que acalla la culpa por la primera. Nuestro amor ya no es propio sino de cualquiera.

-¡NUEVE! –Grito gutural, ojos en blanco, se ha formado un charco en el suelo-

Sugiero a tu oído cosas obtusas, ordeno contradicción sólo para observarte en el espacio entremedias; como animal frente a los faros de un coche, pues es lugar adonde tan ásperas caricias llegan, desatando tu lujuria y también la mía. Esclavos ambos.

Paro ahora. El último es el que más duele, tanto como la espera…

Nota del autor: Este texto no pretende ser una opinión a favor o en contra de este tipo de prácticas sexuales –siempre que sean consensuadas y sin riesgo claro está-. Sí que me gustaría dejar claro que las relaciones relatadas no pretenden ser apología de nada, tan solo una mirada somera de trescientas palabras en la semana de la “lujuria”. Un saludo!

La imagen puede contener: una o varias personas
Anuncios

Un comentario sobre “Fragmento

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: