Miedo en vano

4

2 marzo, 2017 por escribeconnosotros

Por Despeinada

Los hospitales eran algo común en la vida de Silvia. Al nacer con un defecto congénito, era normal que, unas veces de madrugada, otras en pleno mediodía, la transportaran como fuera al hospital más cercano. Desde que tenía uso de razón, los médicos la entrenaban para que no tuviese miedo, pues el miedo la agitaba y eso empeoraba su asma. Así que la mecánica era llegar, ponerle oxígeno, inyectarle el medicamento y mirarla a los ojos, decirle que todo estaba bien, que ya en minutos el aire entraría.

A veces la crisis la desataba una larga carcajada, o una acción tan simple como salir al frío con el pelo aun mojado por el baño matutino. Siempre estaban,como decía su abuela, con el Jesús en la boca.

Un día sucedió algo diferente. La llevaron al hospital pero no estaba enferma. Tenía 3 años pero ya se sabía el camino de memoria, no entendía a qué iban ella y sus padres. No entraron por Emergencias, como siempre. Entraron por la parte donde los familiares esperan. A su derecha el padre y a la izquierda la madre la llevaban de la mano.

Su padre hablo con una enfermera y esta le señaló el pasillo de enfrente. Hacia frío afuera, pero adentro había tanta gente que se sofocaban.

Caminaron hacia el pasillo y al dar la vuelta, había una puerta grande que transpasaron sin dificultad. Adentro no había nadie, sólo más puertas. Sentaron a Silvia en una banquita de acero inoxidable, fria e incómoda. Le soltaron y le dijeron

-Quédate aquí. No te muevas. Ya volvemos.- Y desaparecieron por otra puerta.
No había pasado ni un minuto y una enfermera salió de la nada
-Hola hermosa ¿Cómo estás?

A Silvia le simpatizaban las enfermeras.siempre eran muy buenas y le regalaban dulces a escondidas. Le sonrió y le respondió
-Bien gracias
-Que bueno hermosa.¿ Sabes? No debes estar aquí. Acompañame por favor
-Pero mis papas no tardan.
-No te preocupes ahorita los encontramos. Ven conmigo.
Silvia ,acostumbrada a obedecer a los mayores, se levantó aún con el miedo que le daba pensar que su papá se enojaría al no encontrarla ahí. La enfermera la llevó a una sala amplia, donde había muchas batas y toallas. La cargó a una especie de lavamanos enorme y comenzó a desvestirla. La niña se espantó. Estaban haciendo lo mismo que cuando llegaba grave pero en esas ocasiones cortaban la ropa con tijeras, le ponían una bata y listo. Ahora la estaban bañando manos desconocidas y sin motivo aparente.
-¿Y si estoy a punto de enfermarme y no lo sé y ellos si?- pensó -¿Por eso me trajeron mis padres?, Pero no, cuando me falta el aire mi padre jamás se despega, ¿Y si mis papas no me encuentran?
Recordó los entrenamientos, sabía que si se asustaba podía empeorar la crisis…y si no había tal…se podía crear por puro miedo?
Le pusieron la bata y la llevaron en brazos a otra sala.
-Cuando me acuesten en la cama -planeó -me voy a buscar a mis papás. Pero no contaba con que la meterían en unas especie de cuna, toda forrada de plástico.
Su corazón latía fuerte. Sus padres jamás encontrarían si la metían ahí. Se orinó para que la llevarán al baño, pero la limpiaron con toallas y le pusieron pañal…que vergüenza como si fuese una bebé.

Le conectaron suero, cables y oxígeno y cerraron el grueso plástico y la dejaron ahí sin más explicaciones.

Su cabeza giraba y pensaba en alguna buena razón. Pero no se le ocurría nada.
Y si me morí y aún no lo se?
Y si mis padres me regalaron porque estoy enferma?
Y si..,

Fueron 48 horas terribles. Como si fueran 48 días. En una de tantas, al abrir el plástico, la enfermera,en vez de cambiarle el suero le mostró su abrigo rojo. Silvia comenzó a llorar
-Ah! Adivinaste ya quién se va a casa?
Un asentir con llanto entrecortado revuelto con gusto y temor a que estuviese soñando, fue todo lo que pudo contestar.

La llevaron a la banca fría y ahí estaban sus padres. La abrazaron y se la llevaron a casa.

Muchos años después ella les pregunto acerca de esos días

-¿Cómo te acuerdas si eras muy pequeña?
-Pues te puedo describir todo si quieres
-Nos dijeron de un nuevo tratamiento para tu asma pero tenían que monitorearte por dos días. Tu padre y yo pensamos que si te decíamos no ibas a querer y nos ibas a complicar así que preferimos no decirte nada. Pero estuvimos en la otra habitación todo el tiempo.

Ojo…un niño pequeño no es estúpido, nunca  lo trates como tal.

Anuncios

4 pensamientos en “Miedo en vano

  1. raul dice:

    Muy bueno Despeinada!!! con los chicos no se jode, o se joden para siempre. Sos una capa

    Me gusta

  2. johnnynegro dice:

    No se debe ver otro texto sino el que está, pero… ¿y si la niña volvía a bebé?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

marzo 2017
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Categorías

Chocolate por la noticia

Just another WordPress.com weblog

universos para-lelos

Cuentos con foto

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

El templo de Salomón

Describir la tragicomedia de la vida y comparaciones.

GALDIN

Tras miles de años de paz y armonía, una guerra entre dos razas desata la desolación en un territorio que quedará yermo. Tras tanto odio, muertes y residuo del poder arcano, surgirá un mal que hará que las razas que viven en Rahaylimu se unan de nuevo para combatirlo.

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

La Viajera Incansable

Imágenes y reflexiones viajeras

egocentric child

TRY TO NEVER FORGET

botijasblog

¿Otro blog sobre crianza? ¡Oh, no!

piresmios

La vida es eso que pasa entre un posteo y otro

¡Panza arriba!

Relatos varios, en formatos diversos, con autores de aquí y allá.

Sometimes I wonder...

Soy graciosa, a veces...

Pires míos

Relatos varios, en formatos diversos, con autores de aquí y allá.

Faltan5

Un blog sobre algo...

La Maga - Relatos urbanos y otras boludeces

Relatos varios, en formatos diversos, con autores de aquí y allá.

La Historia Sin Fin

Relatos varios, en formatos diversos, con autores de aquí y allá.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: