Denuncia

Deja un comentario

6 junio, 2017 por escribeconnosotros

por Javier Gómez Ruiz en la semana de tema libre.

-Pues nada, que estaba yo tan tranquilo sin molestar a nadie, sentado en un banco del exterior del centro acuático. Esperaba a un amigo que tenía clase de natación ese día. Sin molestar a nadie, como decía al principio, estaba yo sentado tranquilo; con mi rollo particular. Andaba chequeando los mensajes del móvil y seguramente mirando las estadísticas de la Historia sin Fin, no recuerdo bien. Había un par de niños de tamaño mini a unos metros de mí que se revolcaban como albóndigas sin cerebro sobre aquel suelo de cemento. Lo inspeccionaban todo como si les hubiesen dado cuerda. Se movían sin embargo dentro de un radio limitado por las voces de las dos madres, que hablaban de pie sobre esas cosas que no son ni buenas ni malas, pero que hay que hablarlas porque salvan un mundo. Pasados unos minutos, uno de los bultos pequeños entró en mi campo de visión periférica, en ese momento miraba yo un artículo divertidísimo sobre vacas y armas químicas. Era una niña morena con el pelo revuelto y mirada rara, se movía a trompicones, sin estilo ninguno al andar y sin parecer que le importase. Se veía problemática, guerrillera. Fijándome un poco más, vi que se acercaba a la madre recriminándole algo mientras se tiraba del pantalón hacia abajo. Hablaba fatal, hay que decirlo, no quiero ser cruel pero el bulto pequeño parecía convencido de que su argumentación era buena, y la madre le decía que no, jaja que inocente la cría. A continuación volvió frente a mi posición, se sentó en el suelo y comenzó a bajarse el pantalón, todo esto lo hacía sin emitir sonido y con una actitud que me pareció rebelde y subversiva. Sin embargo el plan no parecía funcionarle; los zapatos le hacían de tope y la pernera no salía. Se sacó los zapatos, yo creo que de pura suerte, y con un esfuerzo que no iba a cambiar el mundo precisamente, consiguió liberar una de las piernas. Lejos de congraciarse, intentó lo propio con la otra pierna y durante un rato se hizo bolita en el suelo; mientras se balanceaba intentando extraer la prenda. Quizás consciente al fin del ridículo que estaba haciendo, la niña salvaje se quedó quieta mientras me miraba desde el piso. Entonces se puso de pie con dificultad, se calzó los zapatos y, así tal como iba, se acercó hasta mí con unos breves pasos. Se me quedó mirando directamente a los ojos durante unos segundos y, sin yo quererlo, debió encontrar algo parecido al respeto en los míos, porque poniendo una mano sobre mi pierna, se acercó más a mí y lanzó los brazos sobre mi cuello para abrazarme, pero no como se abraza la familia o los seres queridos, fue un abrazo institucional, la niña rara me daba palmaditas en la espalda, igual que tras la firma de un tratado. La madre nos miraba en la distancia sin reacción alguna, se ve que acostumbrada y yo, tras diez segundos de mini abrazo que me parecieron eternos, dediqué tres a pensar en mí y en todas esas cosas que nos agobian a los mayores, las que nos hacen sentir pequeños otra vez y, joder, pues que casi me emociono y todo. Terminado el abrazo, aquel proyecto de amazona se fue con su madre a seguir con su vida.
-Bien. ¿Y cuál es el problema?
-Bueno, yo quería denunciar esto que me pasó. Porque no sé si se puede hacer, si es legal siquiera. Eso de acercarte a alguien y abrazarle…Porque eso no se puede hacer ¿no? ¿O sí?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

junio 2017
L M X J V S D
« May   Jul »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Categorías

Chocolate por la noticia

Just another WordPress.com weblog

universos para-lelos

Cuentos con foto

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

El templo de Salomón

Describir la tragicomedia de la vida y comparaciones.

GALDIN

Tras miles de años de paz y armonía, una guerra entre dos razas desata la desolación en un territorio que quedará yermo. Tras tanto odio, muertes y residuo del poder arcano, surgirá un mal que hará que las razas que viven en Rahaylimu se unan de nuevo para combatirlo.

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

La Viajera Incansable

Imágenes y reflexiones viajeras

egocentric child

TRY TO NEVER FORGET

botijasblog

¿Otro blog sobre crianza? ¡Oh, no!

piresmios

La vida es eso que pasa entre un posteo y otro

¡Panza arriba!

Relatos varios, en formatos diversos, con autores de aquí y allá.

Sometimes I wonder...

Soy graciosa, a veces...

Pires míos

Relatos varios, en formatos diversos, con autores de aquí y allá.

Faltan5

Un blog sobre algo...

La Maga - Relatos urbanos y otras boludeces

Relatos varios, en formatos diversos, con autores de aquí y allá.

La Historia Sin Fin

Relatos varios, en formatos diversos, con autores de aquí y allá.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: