Deseos

Se fue resignado, sabiendo que al día siguiente tendría que volver al taller.
Caminaría hasta su casa, donde lo esperaba una mujer con la que hacía mucho tiempo no lo unía el amor.
Mientras avanzaba con la mirada clavada en el piso, pensando en su futuro, Pinocho se arrepintió de haber deseado ser real.

Anuncios

Un comentario sobre “Deseos

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: