“Pasiones significantes”

por Silvina lo Re. Ilustración de miguel Ferreiros.

Desde los espectros de su filosofía, sus fantasías eran enmarañadas. Se podía ver donde empezaban pero jamás las líneas de fuga que se entrecruzaban en ellas. Y aún siendo otoño, Ella era como esos árboles que muestran sus ramas secas pero están profundamente vivos.
Quizás El tenía que ver algo con ese florecer en otoño, quizás , solo quizás a El le sucedía lo mismo.
Inadecuadas distancias se combaten con profundas pasiones, juego y la certeza de saberse reconocido en la mirada del otro.
El poder de la lengua , la lengua del placer , las palabras y las cosas , las pasiones indisciplinadas , el placer del texto , las relaciones textuales , el miedo a la libertad, fragmentos de un discurso amoroso, el susurro del lenguaje, el des-orden del discurso, las disciplinas, las ideologías , las preguntas , los pactos , los miedos, los permisos , las audacias , “los” encuentros, el deseo, las desesperaciones, la ansiedad, los “hasta luego”, la siesta, los postres.
Desde la lección inaugural , las variaciones sobre la escritura , hacían a los caminos del reconocimiento entre ambos.
La pedagogía de las preguntas les permitía conocer/se en la fenomenología de sus espíritus.
La ética de sus pensamientos eróticos hacían a la arqueología de sus saberes.
Transitaban una doble hermenéutica, del texto a la acción haciendo del conflicto de las interpretaciones un sitio de polisémicos placeres.
Del grado cero de la escritura, al sentido práctico, todo era tensión efervescente de un despertar del eros.
Una epistemología del sur que la tenía a Ella como territorio del trabajo etnográfico de su mirada lúcida.
Ellos representaban las conversaciones, de camino al habla, en una intensa agonística del goce; donde el poder/saber era una bestia magnifica.
Se deconstruían en la genealogía de sus in-moralidades, en el arte y verdad de las palabras.
Todo en Ellos era un convite.
Tome aquello que más necesite y deje el resto en un aquí y ahora sin pre-textos. Y así crearon los fundamentos retóricos de su encuentro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: