La cita perfecta

Por Javier Gómez Ruiz Tras la cena y el cine, la velada finalizará con un tierno paseo hasta la casa de la señorita. Durante el recorrido se respetarán las distancias y se actuará respecto al mobiliario urbano, apartando toda incomodidad y permitiendo el feliz avance de la fémina. Los roces de manos serán sólo fortuitos, aunque... Seguir leyendo →

Anuncios

“Un día color naranja”

Por:  Milmartitas Aquel fue un verano de locura, ocurrió hace ya algunos años y me encontraba recién divorciada. Justo en ese momento en que has vuelto a organizar tu vida y te sientes nuevamente libre. Fiestas casi a diario, ligues de una noche y buenos amigos de forma casi permanente en todos los jolgorios. Un... Seguir leyendo →

Zona de combate

Autor:  Juan Díaz Melián 5:30. Aún no ha amanecido. Ajustó mis botas, revisó mi equipo. Someto mi cara y las pocas partes expuestas de mi cuerpo al maquillaje de campaña. El francotirador se basa en dos conceptos; paciencia y camuflaje. Me aposto en mi posición como cada día desde hace semanas. Postura cómoda pero alerta.... Seguir leyendo →

Competencia

Autor: Despeinada Adán y Eva eran 2 hermanos gemelos, nacidos en los noventas, con unos padres bastante raros, que pensaron mucho, o muy poco, cuando les bautizaron así. Habían nacido el 1 de Enero y, según sus padres, ésto les inspiró, ya que se podría interpretar como “el origen de los tiempos”. Sufrieron suficiente de... Seguir leyendo →

Destiempos

De Raúl Leiva   La mañana la sorprendió con un ánimo que no había tenido en días. Se sintió lúcida y llena de vida y desayunó algo más rico que fibras y nutrientes. Mientras lo hacía, decidió dejar los quehaceres del hogar para más tarde y salir a caminar por el barrio. El cielo se... Seguir leyendo →

Encuentros

Autor: Nano Rodríguez En aquel bar estaban las mismas personas de siempre: Dominguez, el dueño, siempre en la barra; Agostinelli, el mozo; el Narigón Allende; el Rengo Ortiz; Felipe Romero y el Gringo Bergia. Eran casi la una de la mañana. Allende, sentado hasta entonces en la mesa central del bar con Bergia, toma su... Seguir leyendo →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑