ALMA GALLEGA

por José Ángel Lucena Las partículas de polvo en suspensión se agitaban con cada explosión lejana, como un enjambre desordenado. La bota contenía el balanceo constante de la caminata entre los escombros. Parecía que se hubiera desmoronado la civilización en aquel perdido rincón de Asia. Calor y cascotes, sangre y cascotes, desesperación… y cascotes. Carbeiro,... Seguir leyendo →

Anuncios

SIRENA

Hoy es el día de la poesía y me complace compartir con vosotros un pequeño poema que hice para una página amiga que nos ha dado muchos y buenos momentos, Óleo y tinta. de Jose Angel Lucena Gómez Dime tu nombre, sirena Cuéntame pasajes y versos de corazón pálido Háblame cerca,… al oído háblame Baila... Seguir leyendo →

Pasarela

Por José Ángel Lucena en la semana de "100 palabras para una foto de Laura Len" -Imágenes cortesía de http://www.lauralen.com - Tres Cierra los ojos. La arena templada se hunde moldeando tu pisada. Dejas huellas para no perderte. Acabas de pisar la fuerte y cómoda madera de la pasarela. Dos Un paso firme. Relajado. La... Seguir leyendo →

Violencia

Oyó los pasos vacilantes escaleras arriba. Miró a su alrededor y pensó en bloquear la puerta. Una silla bajo el picaporte, un palo para trabarla, o como tantas veces había visto, un mueble que impidiera el paso. No le dio tiempo a nada. La puerta le dio con fuerza en la cara. El palo de... Seguir leyendo →

La Caja

Por Jose Ángel Lucena. “Querida Niña No te asustes pero ahora estoy muy cerquita tuya. No me verás pero me sentirás, como yo he sentido la presencia de tu padre durante todos estos años… Lucas y yo siempre fuimos muy miedosos. Recuerdo aquella vez que mi hermano se mantuvo una semana sin querer acercarse a... Seguir leyendo →

Hipocampo

En  febrero de 1984 me ganaba la vida como redactor de la sección de sucesos del Diario Vaguada; una publicación modesta que intentaba acercar el día a día a un barrio obrero de 15.000 habitantes. La publicación se distribuía de manera gratuita en la puerta de las fábricas y el mercado; una voz de tinta... Seguir leyendo →

LA MÁQUINA DEL TIEMPO

  Primero elaboró una lista precisa de lo que necesitaba para el experimento de conocimiento del medio, es curioso como los distintos planes educativos habían retorcido los términos hasta encontrar una denominación eufemística y oscura, a nosotros nos bastaba con Ciencias Naturales o como solíamos llamarla Natu, una fórmula directa y transparente. Bueno como decía,... Seguir leyendo →

La puerta

    El almacén de Ramos era una enorme nave repleta de puertas antiguas sepultadas por el polvo y el descuido. No se puede decir que Luis fuese excesivamente celoso con el orden y la limpieza, pero poseía un sexto sentido para las ventas. Le bastaban 10 minutos de conversación distraída y aparentemente dispersa para... Seguir leyendo →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑